siga con nosotros
Islas principales

Taha'a, la isla de la Vainilla

Taha'a, la isla vainilla que respira el encanto de la Polinesia de antaño.

A unos minutos en lanzadera desde el aeropuerto de su hermana mayor Raiatea, Taha'a parece un inmenso jardín colorido y perfumado en el que la vainilla, preciada orquídea, es la princesa. En efecto, es en Taha'a donde se produce más del 80% de la célebre vainilla de Tahití, la variedad preferida por los verdaderos aficionados. Los cultivadores se muestran encantados de descubrir a los visitantes los ritos complejos de esta especia, de la que se respira el perfume suave y envolvente en cada rincón de la isla.

Taha'a ofrece también una magnífica laguna apreciada por los navegantes que vienen a descansar en sus espléndidas bahías profundas y apacibles. Unas simples gafas de bucear bastan para partir a descubrir unos jardines de coral preservados alrededor de los motu.

3 buenas razones para elegir Taha'a

Una isla con un encanto auténtico

El tiempo parece haberse detenido en Taha'a, isla secreta y salvaje que asemeja un gran jardín exuberante. Las casas se funden en este decorado de ensueño y basta pasearse por los senderos secundarios para descubrir una flora exuberante y en gran medida preservada.

El descubrimiento de la vainilla

Descubrir los secretos de la vainilla en su entorno natural le permitirá apreciarla todavía más. Una vainilla única que tiene el sabor del paraíso: Vanilla tahitensis. Para cultivarla, se requiere un saber hacer –un arte deberíamos decir- que se adquiere con el tiempo y la experiencia. Como unos químicos con mucha paciencia, los preparadores manipulan su vainilla durante largos meses antes de ver el milagro producirse...

Un acuario gigante

En los motu de Taha'a se disfruta del placer de encarnar a Robinsón, holgazaneando en la arena fina bordeada de palmeras frente a un agua cristalina. El decorado es perfecto tanto el exterior como el interior: los fondos coralinos, accesibles y llenos de peces, revelan una fauna cercana y generosa.

close