siga con nosotros
Islas principales

Maupiti, la isla preservada

Maupiti es una muy pequeña isla salvaje y auténtica.

Maupiti (11 km²) está situada 315 km al noroeste de Tahití y 40 km al oeste de Bora Bora. Tanto si se llega en avión desde Papeetē o en barco desde Bora Bora, Maupiti seduce inmediatamente por su esplendor y su ambiente muy tranquilo. Magníficos paisajes, inmensas playas de arena fina en la isla y en los motu, pitones rocosos legendarios y ancestrales marae a lo que se suma el carácter acogedor y sonriente de los habitantes de la isla.

3 buenas razones para elegir Maupiti

Una pequeña isla con un encanto exquisito

El encanto incomparable de Maupiti se refleja en cada uno de sus habitantes y de sus pensiones familiares, donde conocerá el estilo de vida polinesio. Aquí, la gente se desplaza fundamentalmente en bicicleta y en piragua, dos maravillosos medios de transporte para tomarse el tiempo de explorar las riquezas de la isla. Así, pasear por la carreterita que rodea Maupiti o por el corazón de la laguna es una delicia constante.

Riquezas culturales

Se conservan importantes marae en Maupiti: Vaiahu, 'Ōfera, lugares preeuropeos cargados de historia. En el valle de Haranae, unos petroglifos han sido grabados sobre enormes rocas, mientras que en el valle de Vaitia descansa la piragua legendaria del héroe y semi-dios Hiro. Aquí, como en toda la Polinesia Francesa, la imbricación de la naturaleza y de las leyendas es tan poderosa que no se pueden disociar sin romper la armonía.

Descubrimientos insólitos

La ascensión al monte Te'urafa'atiu, a 381 metros, ofrece una vistas de gran belleza. El panorama de 360 grados de la laguna, los motu y la silueta de Bora Bora es inolvidable. Desde la playa de Terei'a, magnífica y pintoresca, se camina hasta el motu Auria, situado enfrente, en compañía de rayas grises. Acantilados, cuevas y diversas especies endémicas aguardan al visitante.

close