Islas

Manihi

El atolón de las perlas

Están aquí : : Islas > Manihi

Pocos turistas visitan Manihi. Pero entre quienes lo hacen, muchos consideran que los días transcurridos en este apacible atolón fueron los más memorables de todo su viaje.



Aquí nació el cultivo de la famosa perla negra: qué mejor testimonio de la pureza del agua, pues la más leve contaminación dañaría las ostras.

Manihi es un atolón ovalado, a 500 km de Tahiti, con multitud de islotes, de los cuales sólo uno está habitado. No tiene caminos ni montañas ni ríos. Todo gira en torno al mar.

ACCESO

Air Tahiti opera 1 vuelo diario desde Papeete, la mayoría con escala en Rangiroa o Tikehau. El vuelo directo demora 1 hora y 15 minutos.

ALOJAMIENTO

El alojamiento en Manihi se restringe a 3 posadas: Hawaiki Pearls, Manihi Pearl Village y Motel Nanihi Paradise.

RESTAURANTES

Ninguna alternativa afuera de las posadas.

SITIOS DE INTERÉS

 

Turipaoa - La única aldea permite un encuentro con el diario vivir de los isleños, tan alejados del mundo urbanizado.

Paso de Turipaoa - Única abertura del arrecife que comunica laguna interior con mar abierto. Estupendas condiciones para snórkeling a la deriva, impulsado por la corriente entrante.

Viveros de perlas - Permiten conocer todo el procedimiento involucrado en la producción de estas joyas. Sólo el 10% de las ostras producen perlas de valor comercial.

Playas - Son sin olas y de arena coralina. La existencia de numerosos bancos de coral crea excelentes condiciones para el buceo con esnórquel.

QUÉ HACER

En el mar:

     

La excursión más famosa de Manihi es la visita a un islote deshabitado, con pesca y parrillada en la playa. Incluye buceo de superficie y encuentro con tiburones. Día completo

La visita a un criadero de perlas, de medio día, permite conocer todo el proceso de creación de esta joya de los mares del sur.

La pesca en laguna interior es muy productiva en exóticos peces de colores; en el paso y en mar abierto, la especie más frecuente es el carango (una especie de jurel).

El buceo con esnórquel en el paso Turipaoa, arrastrado por la corriente entrante, es imperdible para los amantes de esta actividad.

En tierra:

Visita a la aldea de Turipaoa.







HOTELES, PENSIONES, ACTIVIDADES

Seleccione una isla y una actividad:




 

 



Temps d'exécution du script : 5.82796978951 secondes