siga con nosotros
Cultura

Religiones en la polinesia francesa

Al contrario que en la metrópoli, la religión ocupa un lugar muy importante en la Polinesia Francesa. La población es mucho más religiosa y practicante.

 

·         La Iglesia Protestante (el 45% de la población)

Antiguamente Iglesia Evangélica de la Polinesia Francesa (o EEPF, siglas en francés), ha pasado a ser la Iglesia Protestante Ma'ohi. Se desmarca del protestantismo universal ya que ha integrado la teología de Duro Raapoto que sitúa la identidad ma'ohi, la vuelta a la tierra y las tradiciones en el centro de esta religión. Así, Dios es presentado como la misma entidad que Ta'aroa (dios creador del politeísmo tahitiano). Todas las parroquias realizan la lectura del texto Faraite moa haapaeraa maa no te Hau (“liturgia del Viernes Santo, día de ayuno por la paz”) sobre la identidad ma'ohi, de la tierra y de la placenta.

 

·         La Iglesia Católica (el 34% de la población).

Fuerte comunidad, bien representada en las Marquesas, que ha sabido combinar las tradiciones polinesias y la religión traduciendo y adaptando los textos y cánticos, organizando eventos culturales con canciones y danzas.

 

·         La Iglesia Mormona o Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (el 6% de la población).

También se adaptan a las herencias culturales polinesias difundiendo al mismo tiempo una ideología bastante pro-estadounidense (conmemora la vida de los pioneros de la época de John Smith con concursos de aserrar de madera). Entre las religiones más minoritarias, figuran la Iglesia Adventista del Séptimo Día (el 5%) y los sanitos o Comunidad del Cristo o Iglesia Reorganizada de Jesucristo de los Últimos Días (el 3,5% de la población). Históricamente relacionada con la iglesia mormona, esta iglesia, que tiene una reputación de ser muy estricta, ha empezado una revolución teológica para acercarse al movimiento protestante.

 

·         Las creencias y prácticas populares

La cultura ma'ohi y la creencia en la tierra madre renace en las nuevas prácticas como el tatuaje, los ti'i o tiki (estatuas  ancestrales que a menudo inspiran temor) y los marae (lugares de ceremonia) restaurados y revisitados. En Tahití, el marae Arahurahu es desde los años setenta del pasado siglo un lugar de reconstitución de bodas, de investidura de ari'i. En Raiatea, Taputapuatea es frecuentado por los maoríes que realizaron una peregrinación en 1980, en 1990 y en marzo de 1995, donde tuvo lugar la gran reunión de piraguas polinesias de alta mar, y en abril de 2000 un festival de tatuaje. En algunas islas se practican las ceremonias del kava, las danzas tradicionales o la haka (tomada de los Ma'ori), la llamada a las divinidades tradicionales durante las fiestas de Matari'i... E incluso ceremonias de bodas tradicionales son dirigidas por los tahua (sacerdotes tahitianos) para disfrute de los turistas. Por último, la costumbre de enterrar la placenta, bastante practicada, procede de esta fuerte creencia en la Tierra: permite que la tierra polinesia se convierta en verdadera “tierra madre” y que el niño se vincule a la tierra.

close