siga con nosotros
Cultura

Artesanía

El arte y el saber polinesio

La habilidad manual de los artesanos es sumamente fecunda, como lo demuestran las numerosas exposiciones organizadas durante todo el año en cada archipiélago.

El arte del trenzado su plasma en numerosas creaciones, como los sombreros, los bolsos, los cestos, las esteras… Las mujeres de las Australes se han convertido en maestras de esta disciplina, utilizando las fibras vegetales del pandanus, del cocotero o de la caña o 'ā'eho.


Tout l'artisanat du bois et des tissus en Polynésie française
© Philippe BACCHET

El gusto por la observación y el amor por la naturaleza se encuentran en los magníficos tīfaifai, colchas de motivos vegetales o étnicos cosidas a mano. La pasión de las mujeres por este elemento de decoración típico de los fare o casas polinesias muestra una verdadera creatividad y ha generado la organización de una exposición anual del tīfaifai. La expresión artística se realiza también en el trabajo de la madera, exclusivo de los hombres. Estos últimos esculpen siguiendo su inspiración y reproduciendo unos motivos ancestrales, gráficos o simbólicos, en maderas preciosas, tou (cordia subcordala), miro o falsa madera de rosa. Los habitantes de las Marquesas destacan en esta actividad y producen magníficas piezas, lanzas, mazas y 'ūmete, receptáculo que hoy sirve de fuente grande, antaño sagrado y que permitía conservar y madurar productos alimenticios, pero también la curación de determinadas fracturas o la transformación de un cuerpo difunto en un espíritu protector divinizado. Algunos recurren en ocasiones a las piedras volcánicas, al coral, e incluso al hueso para crear mil objetos decorativos o utilitarios como el penu, o mortero.

Por último, el resurgimiento del nácar de perla permite destacar los matices irisados de los nácares pulidos. Sus fascinantes tonos cambiantes lo convierten en un destacado elemento de decoración para realzar los vestidos de danzas o para fabricar joyas de tonos atornasolados.

close